Acción Semilla

Historia del proyecto

Andrés Alfaro - Gestor de Acción Semilla

A través de un trabajo audiovisual, Andrés Alfaro, gestor del proyecto, retrató para la asignatura Cátedra Grancolombiana las problemáticas de una comunidad circundante al campus. Mediante un proyecto reformulado y buscando aplicar estrategias de trabajo comunitario de experiencias de la Legión del afecto, un programa del PNUD, sumándole estrategias de investigación y aplicación asesoradas por los departamentos  de Investigación, Desarrollo e Innovación, construyó Acción Semilla.

Durante el año 2012, se empezó a generar confianza con los actores de la comunidad, tales como la Junta de acción comunal, los líderes locales y otros habitantes del barrio. Esto se hizo, para poder intervenir de una forma más clara con un grupo de 20 niños que cumplen ciertas condiciones de desigualdad en su entorno; con ellos se empezó a desarrollar una serie de actividades lúdicas encaminadas a propender por su propio cuidado, los valores institucionales, el respeto a su círculo social y la buena convivencia en espacios dentro y fuera de su territorio. Todo esto desde un lenguaje audiovisual y lúdico-educativo.

 

 

Acción SemillaPara el 2013 se continuó con el proceso de entablar confianza con la comunidad. A través del apoyo de padres de familia y distintos departamentos de la universidad, se desarrollaron actividades para que tanto los niño, como los adultos del barrio, se empoderaran de las problemáticas que afectan su entorno, además se generó un proceso de sembrar esperanzas para que el proyecto cumpla con su objetivo principal, incentivar a la población de Bosque Calderón Tejada para que, empezando por sí mismos, sean ellos quienes repliquen las experiencias de liderazgo. Trabajando desde el hogar hasta llegar a ser los líderes positivos que su comunidad necesita, podrán salir de la exclusión que en distintos casos se puede percibir.

Con el apoyo de la comunidad, la junta de acción comunal de Bosque Calderón Tejada y algunos jóvenes líderes del vecindario, la Institución tuvo la posibilidad de continuar con el proyecto, esta vez, atendiendo nuevas peticiones de conocimiento que los niños hicieron; como el empaparse de arte, tener la posibilidad de expresar sus vivencias en espacios como Poliradio, mostrar sus talentos en talleres de danza contemporánea, artes de la escena, canto y expresiones de liderazgo con apoyo en lecto-escritura y expresión oral. Estas y otras actividades realizadas por 25 pequeños vecinos del Poli fueron parte de un 2013 muy productivo para el proyecto, pero sobre todo para la cosecha de frutos que en un futuro serán los motores de cambio para una sociedad más inclusiva y más tolerante.

Ya en 2014, luego de un proceso amigable y amplio en afecto entre las comunidades, Acción Semilla se empieza a visibilizar de mayor forma no sólo en los dos escenarios, sino en comunidades externas que se interesan por querer aportar a la construcción de país por medio del liderazgo. A estas alturas, tres estudiantes se convierten en beneficiarios de apoyos educativos para poder estudiar una carrera profesional por su desempeño en el proyecto, aproximadamente 60 niños y niñas se convierten en beneficiarios en algún sentido, de las labores desarrolladas en Acción Semilla, el crecimiento tanto físico y social de los pequeños, se convierte en una oportunidad para re-pensar en un futuro educativo para ellos mismos. 

 

 

 

Durante 2015, es Uriel Rodríguez, estudiante de Comunicación social y periodismo, quien continúa con la batuta de Acción Semilla, esta vez, impulsando actividades en pro de la paz y la convivencia. Luego de explorar diferentes posibilidades y encontrar que los niños y niñas se encuentran inmersos en escenarios que afectan su desarrollo personal en conflictos y situaciones poco beneficiosas, se implementa una serie de labores con y para la comunidad donde sean los mismos habitantes quienes cooperen para la formación de nuevas estructuras de cambio en pro de la educación de los pequeños a través de la paz como escudo influyente en la consecución de bienes inmateriales orientados al crecimiento social y la equidad.

Acción semilla espera consolidarse como una escuela de liderazgo que aporte a la responsabilidad social del Politécnico Grancolombiano, y a su vez aporte a una sociedad que busca la paz y la reconciliación, tomando como pilar la inclusión.